inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
viernes, 21 de septiembre de 2018 
Próximamente...

Santa Oria
FECHA     10/03/2018
PAÍS     España
Santa Oria nació en Villavelayos, provincia de Burgos. Sabemos que sus padres se llamaban García Nuño y Amunia. Fue su maestro y padre espiritual Don Munio, que escribió su vida en latín, y luego tradujo en sonoros versos alejandrinos Gonzalo de Berceo. Una vida digna de crédito, pues, según el poeta, ni por un rico condado hubiera consentido mentir: En todo cuanto dijo, dijo toda verdad.

El mismo nombre de Oria - Aurea, Dorada - era ya todo un presagio de rica calidad: "Como era preciosa, más que oro preciada, nombre avía de oro: Oria era llamada". Son deliciosos los versos de Berceo: "Era esta manceba de Dios enamorada, más quería ser ciega que verse casada". Prefería las "horas" litúrgicas más que otros cantares y oír a los clérigos más que a otros juglares. "Desque mudó los dientes, luego a los pocos annos, pagábase muy poco de los seglares pannos". Sentía envidia de María, la hermana de Lázaro. Como ella, pasaría la vida junto al altar, a los pies de Cristo.
Un día se puso en romería y llegó al monasterio de San Millán de la Cogolla. El prior se llamaba Domingo, y más tarde fundaría la abadía de Silos. Oria cayó a sus pies y le pidió consejo para vivir separada del mundo y entregada a Dios. "Sennor, Dios lo quiere, tal es mi voluntat, prender orden e velo, vivir en castidat, en rencón encerrada yacer en pobredat, vivir de lo que diera por mí la christiandat".

Después de encargarle el prior que pensase mucho el paso que iba a dar, y de insistir Oria en su empeño, Domingo accedió y le dio el hábito de esposa de Cristo. Los albañiles abrieron un hueco en el muro de la iglesia de San Millán de Suso, el de Arriba - donde también estuvieron enterrados los Siete Infantes de Lara - frente al altar mayor y al coro donde cantaban los monjes, y allí fue encerrada la intrépida doncella Oria.

Eran tiempos de heroicidades. Había personas que no se contentaban con encerrarse en un monasterio. Querían todavía más rigidez. Se encerraban en celdas increíblemente pequeñas, donde a veces no cabían de pie, para no salir más. Sólo abrían un ventanillo que diera al altar. A veces acudían gentes a pedirles consejo. Pero normalmente su soledad era total, sólo interrumpida por la lucha con los demonios y por su trato con los ángeles. Las mujeres fueron las más generosas para esta prisión voluntaria. Se llamaba las emparedadas, y todavía queda el recuerdo de su heroísmo.

"Ovo grant alegría" cuando se le concedió, dice la copla. No se asustó Oria del estrecho emparedamiento. Todavía se contempla hoy y no sin cierto escalofrío. Los días y las noches se le pasaban rezando, leyendo las Sagradas Escrituras y vidas de Santos. Aconsejaba a los que acudían a ella. Hacía las hostias para la Misa, cosía casullas para la iglesia, rezaba los salmos cuando los monjes "et la su oración foradaba los cielos".
Después de tan austera reclusión Oria cayó enferma. La misma Señora de los cielos le avisó su muerte. Acudió a atenderla Don Munio. Llegó la noche, Oria levantó la diestra y se hizo la señal de la cruz y luego "alzó ambas las manos, juntólas en igual, como quien rinde gracias al buen rey celestial, cerró ojos e boca la reclusa leal, e rindió a Dios la alma: nunca más sintió mal". Y pasó de su encierro por Dios al paraíso con Dios.

  MARZO
  Día 1 San Albino Vercelli  
  Día 2 Santa Ángela de la Cruz  
  Día 3 San Emeterio y San Celedonio  
  Día 4 San Casimiro  
  Día 4 III Domingo de Cuaresma - B  
  Día 5 San Juan José de la Cruz  
  Día 6 San Olegario  
  Día 7 Santas Perpetua y Felicidad  
  Día 8 San Juan de Dios  
  Día 9 Santa Francisca Romana  
  Día 10 Santa Oria  
  Día 11 San Constantino  
  Día 11 IV Domingo de Cuaresma - B  
  Día 12 San Inocencio  
  Día 13 San Rodrigo de Córdoba  
  Día 14 Santa Matilde  
  Día 15 Santa Luisa de Marillac  
  Día 16 San Heriberto  
  Día 17 San Patricio  
  Día 18 San Cirilo de Jerusalén  
  Día 18 Domingo 5 de Cuaresma – B (Juan 12,20-33)  
  Día 19 San José  
  Día 20 Santa María Josefa del Corazón de Jesús Sancho  
  Día 21 San Nicolás de Flue  
  Día 22 San Deogracias  
  Día 23 San Victoriano  
  Día 24 Santa Catalina de Suecia  
  Día 25 Domingo de Ramos – B (Marcos 14,1-72; 15,1-47)  
  Día 26 San Braulio  
  Día 27 San Ruperto  
  Día 28 San Sixto III  
  Día 29 Beato Raimundo Lulio/Ramon LLull  
  Día 30 San Zósimo de Siracusa  
  Día 31 Santa Balbina  
  Día 31 San Benjamín  
 Este mes además...
2018 ~ marzo
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011