inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
sábado, 20 de octubre de 2018 
Próximamente...

5º Domingo del Tiempo Ordinario B
FECHA     04/02/2018
PAÍS     
A LA PUERTA DE NUESTRA CASA
Domingo 5 Tiempo ordinario – B (Marcos 1,29-39) // 4 de febrero de 2018

En la sinagoga de Cafarnaún, Jesús ha liberado por la mañana a un hombre poseído por un espíritu maligno. Ahora se nos dice que sale de la «sinagoga» y marcha a la «casa» de Simón y Andrés. La indicación es importante, pues en el evangelio de Marcos lo que sucede en esa casa encierra siempre alguna enseñanza para las comunidades cristianas.

Jesús pasa de la sinagoga, lugar oficial de la religión judía, a la casa, lugar donde se vive la vida cotidiana junto a los seres más queridos. En esa casa se va a ir gestando la nueva familia de Jesús. En las comunidades cristianas hemos de saber que no son un lugar religioso donde se vive de la Ley, sino un hogar donde se aprende a vivir de manera nueva en torno a Jesús.

Al entrar en la casa, los discípulos le hablan de la suegra de Simón. No puede salir a acogerlos, pues está postrada en cama con fiebre. Jesús no necesita de más. De nuevo va a romper el sábado por segunda vez el mismo día. Para él, lo importante es la vida sana de las personas, no las observancias religiosas. El relato describe con todo detalle los gestos de Jesús con la mujer enferma.

«Se acercó». Es lo primero que hace siempre: acercarse a los que sufren, mirar de cerca su rostro y compartir su sufrimiento. Luego «la cogió de la mano»: toca a la enferma, no teme las reglas de pureza que lo prohíben; quiere que la mujer sienta su fuerza curadora. Por fin «la levantó», la puso de pie, le devolvió la dignidad.

Así está siempre Jesús en medio de los suyos: como una mano tendida que nos levanta, como un amigo cercano que nos infunde vida. Jesús solo sabe de servir, no de ser servido. Por eso la mujer curada por él se pone a «servir» a todos. Lo ha aprendido de Jesús. Sus seguidores hemos de vivir acogiéndonos y cuidándonos unos a otros.

Pero sería un error pensar que la comunidad cristiana es una familia que piensa solo en sus propios miembros y vive de espaldas al sufrimiento de los demás. El relato dice que ese mismo día, «al ponerse el sol», cuando ha terminado el sábado, le llevan a Jesús toda clase de enfermos y poseídos por algún mal.

Los seguidores de Jesús hemos de grabar bien esta escena. Al llegar la oscuridad de la noche, la población entera, con sus enfermos, «se agolpa a la puerta». Los ojos y las esperanzas de los que sufren buscan la puerta de esa casa donde está Jesús. La Iglesia solo atrae de verdad cuando la gente que sufre puede descubrir dentro de ella a Jesús curando la vida y aliviando el sufrimiento. A la puerta de nuestras comunidades hay mucha gente sufriendo. No lo olvidemos.

José Antonio Pagola

San Juan de Brito
FECHA     04/02/2018
PAÍS     
Nadie hubiera reconocido en él a un jesuita. Ni su indumentaria (una túnica de cuero amarilla y roja) ni sus costumbres, las propias de un santón hindú, ni su lengua, que era la de los indígenas de la costa de Malabar, al sur de la India, era lo habitual en un hijo de san Ignacio. Siempre con una piel de tigre para sentarse y dormir, viajaba incansablemente por aquellas regiones discutiendo con los brahamanes, evangelizando y bautizando ("este año bauticé a cuatro mil"), escribía en vísperas de su muerte).
Este extraño jesuita que se había hecho hindú entre los hindúes, como el padre Nobili y tantos otros hermanos suyos en religión, era de una noble familia portuguesa; nació en Lisboa hijo de Salvador de Brito Pereira, más tarde gobernador de Río de Janeiro y del Brasil, fue paje en la corte del rey de Portugal , como paje del infante Don Pedro.
Al enfermar gravísimamente, su madre promete a San Francisco Javier que su hijo llevará durante un año en la Corte la sotana de jesuita. Así fue. Pero, no sólo sana Juan de Britto, sino que decide entrar en la Compañía de Jesús, para ir a las Indias y ser como Javier.
Ya con la sotana de la Compañía estudió en Évora y Coimbra para enseñar luego humanidades en el colegio lisboeta de San Antonio.
Nombrado superior de Madura, tiene a su cargo cinco extensos territorios con 80.000 cristianos, 12 puestos de misión y sólo 9 misioneros.
Su evangelización fructifica. Y pasa a Marava en cuyas selvas trabaja incansablamente. Es llamado por sus superiores a Portugal, donde desembarca en septiembre de 1688. Le quieren retener en Portugal, pero vuelve a la India.
Su fruto es todavía mayor. A un príncipe de Marava, que pide el bautismo, le exige renunciar a cuatro de las cinco mujeres que tenía. Una de ellas no se detuvo hasta conseguir le fuera cortada la cabeza al misionero, el 4 de febrero de 1693, en Urgur y las fieras devoraron el cuerpo del mártir lanzado más allá de su debilidad a una gran empresa más alta y exigente que todas las precauciones que razonablemente necesitaba.
Cuando llega la noticia a Lisboa, la madre viste su mejor traje; y sólo acepta felicitaciones, como madre de un mártir.
  FEBRERO
  Día 1 Santa Brígida de Irlanda  
  Día 2 Presentación del Señor  
  Día 3 San Blas  
  Día 4 San Juan de Brito  
  Día 4 5º Domingo del Tiempo Ordinario B  
  Día 5 Santa Águeda  
  Día 6 San Pablo Miki y compañeros mártires  
  Día 7 San Ricardo  
  Día 8 San Jerónimo Emiliano  
  Día 9 San Miguel Febres Cordero   
  Día 10 Santa Escolástica  
  Día 11 Nuestra Señora de Lourdes  
  Día 11 6º Domingo del Tiempo Ordinario B  
  Día 12 Santa Umbelina  
  Día 13 Jorán de Sajonia  
  Día 14 San Cirilo y San Metodio  
  Día 15 San Claudio de la Colombière  
  Día 16 Santa Juliana  
  Día 17 Siete santos fundadores de los Servitas  
  Día 18 San Simeón  
  Día 18 I Domingo de Cuaresma B  
  Día 19 San Álvaro de Córdoba  
  Día 20 Aniversario de la muerte de M. Pabla Bescós  
  Día 21 San Pedro Damián  
  Día 22 Cátedra de San Pedro  
  Día 23 San Policarpo  
  Día 24 San Sergio  
  Día 25 II Domingo de Cuaresma B  
  Día 25 San Valerio  
  Día 26 San Néstor  
  Día 27 San Gabriel de la Dolorosa  
  Día 28 San Román  
  Día 29 San Dositeo  
 Este mes además...
2018 ~ febrero
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011