inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
lunes, 15 de octubre de 2018 
Próximamente...

San Luis Gonzaga
FECHA     21/06/2018
PAÍS     España
De los tres santos jóvenes de la Compañía de Jesús - Estanislao de Kostka, Juan Berchmans y Luis Gonzaga - este último es el más conocido.
El hijo del alto dignatario de la corte de Felipe II de España que, a sus diecisiete años renunciaba a sus derechos de príncipe de Mantua, era uno de esos hombres de los que los Ejercicios ignacianos son capaces de lograr un instrumento excepcional para las grandes tareas apostólicas.
Si bien escuchó desde la infancia un llamamiento interior hacia la oración y juntaba «una admirable inocencia de vida y un espíritu de penitencia», no fue por eso, al punto y sin esfuerzo un Santo Luis. Siendo aún adolescente, se juzgaba a sí mismo más apto para mandar que para obedecer: la cólera, la impaciencia y el descontento afloraron por mucho tiempo a su conciencia, y se humillaba por ello ante Dios.
Ante el altar de Nuestra Señora del Buen Consejo, en Madrid, se siente llamado a entrar en la Compañía de Jesús, el día de la Asunción del año 1583. Para ello logra superar la tenaz oposición de su padre y abdica e l Principado de Mantua a favor de su hermano.
No le importa fatigarse para mantener una constante unión con Dios pues "no pensar en Dios en todo momento me causaría más fatiga".
Cinco años de luchas contra su propia voluntad, de dependencia de la autoridad de los superiores - tanto en el noviciado como durante sus estudios - y, sobre todo, el acto heroico de caridad de tomar a un apestado sobre sus hombros para llevarlo al hospital, fueron suficientes para colmar la misión del joven religioso en la Iglesia.
Estaba presto para el encuentro con el amor digno, «ese mar inmenso, sin riberas y sin fondo», del que hablaba con gozo a su madre en la carta en la que le comunicaba su cercana muerte. Ocurría esto en Roma, era el 21 de junio de 1591. Luis Gonzaga contaba veintitrés años.
Muchos santos se sometieron a actos de penitencia tan intensos que parecen casi masoquistas. San Luis Gonzaga fue uno de tales penitentes rigurosos. Ayunaba tres días a la semana con pan y agua se flagelaba, rehusaba ninguna calefacción en sus aposentos y se privaba del sueño.
Como Aloisio tuvo que aprender, sin embargo, que la penitencia autoimpuesta a menudo no es tan difícil como la obediencia. Tras ingresar en la Orden de los Jesuitas, Luis tuvo que comer más, pasar tiempo relajándose con los demás estudiantes, y limitar las horas que dedicaba a la oración. Aunque fue obediente, no debió resultarle fácil. La obediencia nunca lo es.
Sin embargo, como dice el Beato Jan Van Ruysbroeck: «Dios ama la obediencia más que el sacrificio.» El sacrificio es a menudo cuestión de una sola vez. Puede ser duro abandonar algo que amamos, pero una vez que lo abandonamos, la dificultad está superada. Es como limpiar el desván y dar lo que nos sobra a la caridad. Una vez que el camión carga con las cajas, no hay vuelta atrás.
La obediencia, en cambio, tiene lugar una y otra vez. Cada día, día tras día, hemos de poner a un lado nuestros propios deseos y hacer lo que hemos de hacer. ¿Qué es lo que hemos de hacer? No tenemos por qué ir a la búsqueda de actos extraordinarios o disciplinas estrictas. Lo único que hemos de hacer es mirar a nuestro alrededor y ver qué necesita ser hecho... y entonces hacerlo.
  JUNIO
  Día 1 San Justino  
  Día 2 San Marcelino y San Pedro  
  Día 3 Cuerpo y Sangre de Cristo – B (Marcos 14,12-16.22-26)  
  Día 3 San Carlos Luanga y compañeros Mártires de Uganda  
  Día 4 San Francisco (Ascanio) Caracciolo   
  Día 5 San Bonifacio  
  Día 6 San Marcelino Champagnat  
  Día 7 Beata Ana de San Bartolomé  
  Día 8 San Eutropio  
  Día 8 Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús  
  Día 9 Inmaculado Corazón de María  
  Día 9 San Efrén  
  Día 10 Domingo 10 Tiempo ordinario – B (Marcos 3,20-35)  
  Día 10 Santa Margarita de Escocia  
  Día 11 San Bernabé  
  Día 12 San León III  
  Día 13 San Antonio de Padua  
  Día 14 San Eliseo, profeta  
  Día 15 Santa María Micaela del Stmo. Sacramento  
  Día 16 Santa Lutgarda  
  Día 17 San Gregorio Barbarigo  
  Día 17 Domingo 11 Tiempo ordinario – B (Marcos 4,26-34)  
  Día 18 Santos Ciriaco y Paula  
  Día 19 San Romualdo  
  Día 20 San Silverio  
  Día 21 San Luis Gonzaga  
  Día 22 Santo Tomás Moro  
  Día 22 San Paulino de Nola  
  Día 23 San José Cafasso  
  Día 24 Nacimiento de San Juan Bautista  
  Día 24 Domingo 12 Tiempo ordinario – B (Marcos 4,35-41)  
  Día 25 San Guillermo de Vercelli  
  Día 26 San Pelayo  
  Día 26 José Mª Escrivá  
  Día 27 San Cirilo de Alejandría  
  Día 27 Nuestra Señora del Perpetuo Socorro  
  Día 28 San Ireneo  
  Día 29 San Pedro y San Pablo  
  Día 30 Protomártires de Roma  
 Este mes además...
2018 ~ junio
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011