inicio
presentación
contacto
AGENDA
No te pierdas nada de lo que organizamos...
VIDEOS
"Fundación Juan Bonal" Videos...
PROYECTOS
"Fundación Juan Bonal" Proyectos...
RECURSOS
Todo lo que necesitas para descargar...
FORO
Participa online en el foro y comunícate...
NUESTRA MISIÓN EN IMÁGENES
Galería de fotografías, archivo gráfico...
COMUNIDADES
Nuestras comunidades, galería fotográficas...
ACTIVIDADES
Acciones en colegios, hospitales...
FUNDADORES
Cuando empezó todo, nuestra historia...
CONGREGACIÓN
Quiénes somos, dónde estamos trabajando...
CASAS DE ESPIRITUALIDAD
Las instalaciones, actividades...
BOLETÍN
Información puntual y en tu buzón de correo...
HOY ES
Celebramos cada día, el santoral completo...
CUMPLEAÑOS
Felicitamos a cada hna. en su día...
padrinos.org
HERMANAS DE LA CARIDAD DE SANTA ANA
Calle Madre Rafols, 13
50004 Zaragoza
976 43 54 22
caridadstana.gen@confer.es
Política de privacidad
  Estás en... hoy es el día de...
domingo, 9 de agosto de 2020 
Hoy es el día de...

19 Tiempo ordinario – A (Mateo 14,22-33)
FECHA     09/08/2020
PAÍS     
CAMINAR SOBRE EL AGUA
Son muchos los creyentes que se sienten hoy a la intemperie, desamparados en medio de una crisis y confusión general. Los pilares en los que tradicionalmente se apoyaba su fe se han visto sacudidos violentamente desde sus raíces. La autoridad de la Iglesia, la infalibilidad del papa, el magisterio de los obispos, ya no pueden sostenerlos en sus convicciones religiosas. Un lenguaje nuevo y desconcertante ha llegado hasta sus oídos creando malestar y confusión, antes desconocidos. La «falta de acuerdo» entre los sacerdotes y hasta en los mismos obispos los ha sumido en el desconcierto.
Con mayor o menor sinceridad son bastantes los que se preguntan: ¿Qué debemos creer? ¿A quién debemos escuchar? ¿Qué dogmas hay que aceptar? ¿Qué moral hay que seguir? Y son muchos los que, al no poder responder a estas preguntas con la certeza de otros tiempos, tienen la sensación de estar «perdiendo la fe».
Sin embargo, no hemos de confundir nunca la fe con la mera afirmación teórica de unas verdades o principios. Ciertamente, la fe implica una visión de la vida y una peculiar concepción del ser humano, su tarea y su destino último. Pero ser creyente es algo más profundo y radical. Y consiste, antes que nada, en una apertura confiada a Jesucristo como sentido último de nuestra vida, criterio definitivo de nuestro amor a los hermanos y esperanza última de nuestro futuro.
Por eso se puede ser verdadero creyente y no ser capaz de formular con certeza determinados aspectos de la concepción cristiana de la vida. Y se puede también afirmar con seguridad absoluta los diversos dogmas cristianos y no vivir entregado a Dios en actitud de fe.
Mateo ha descrito la verdadera fe al presentar a Pedro, que «caminaba sobre el agua» acercándose a Jesús. Eso es creer. Caminar sobre el agua y no sobre tierra firme. Apoyar nuestra existencia en Dios y no en nuestras propias razones, argumentos y definiciones. Vivir sostenidos no por nuestra seguridad, sino por nuestra confianza en él.
José Antonio Pagola
Santa Edith Stein
FECHA     09/08/2020
PAÍS     Alemania
Nació Edith Stein el 1891 en Breslau (Alemania), hoy llamada Wroclaw y perteneciente a Polonia. Era hija de una familia judía que seguía con exactitud las reglas del Talmud. Huérfana de padre, iba con su madre a la sinagoga. Pronto notó su madre que sólo lo hacía por complacerla. Efectivamente, Edith ya se confiesa atea a los 21 años de edad.
Desde muy niña tuvo un gran afán por la verdad. "Al que miente una vez, luego ya no se le cree, aunque diga la verdad", le dijo una vez su hermana Erna, siendo niñas las dos, y nunca lo olvidó. "Mi anhelo de verdad era mi única oración", dirá más tarde Edith, siempre sedienta de verdad.
Estudia filosofía en Breslau, que pronto se le hace pequeña. Un día oyó hablar de las nuevas teorías de Husserl, padre de la fenomenología. Lo buscó en Gottingen, donde Husserl era profesor, y se convirtió en su discípula predilecta. Con él hizo su tesis doctoral, y con él marchó la ya doctora Stein a Friburgo Br. como Profesora Asistente de Cátedra.
Edith buscaba la verdad, pero la fenomenología no le saciaba su sed de verdad, no respondía a las cuestiones últimas del sentido de la vida. Intuía y hambreaba una Verdad Superior, sin saber todavía que existía.
Hubo unos pasos previos antes de encontrarla. Unas conferencias sobre temas religiosos que escuchó a Max Scheler. Ver rezar a una familia católica que la acogió en una excursión. La esperanza cristiana que vio en la viuda de Reinach, profesor amigo de Husserl... "Fue para mí el primer descubrimiento de Cristo en el misterio de la Cruz".
Y luego el paso definitivo. Un matrimonio amigo la invita a su granja. Pasa la noche entera leyendo la Autobiografía de Santa Teresa de Jesús. "Al cerrar el libro, dije para mí: ¡esto es la verdad!". La fenomenóloga Stein había descubierto, en los fenómenos del alma de Santa Teresa, la huella de Dios, Suprema Verdad. Dios la cautivó, y ya no se separó de Él.
Todo lo demás se desarrolló rápidamente. El difícil trago de comunicarlo a su madre. El bautismo, a sus 30 años, con el nombre de Teresa. Primera Comunión. Confirmación. Formación litúrgica en la abadía de Beuron...
De todas partes le piden conferencias sobre temas religiosos, con grandes frutos. Estudio de Santo Tomás. Contactos con Heidegger y Przywara. Visita a Husserl, que siguió con respeto sus pasos. Sigue como profesora.
Impresionaba su vida interior. "Por la mañana, decía, lo mejor es tomar las riendas y gritar: ¡despacio! Mis primeras horas pertenecen al Señor". Para animarse y evitar el nerviosismo, tenía este lema: "Mi vida empieza de nuevo cada mañana y termina cada noche".
Doce años llevaba ya madurando sus deseos de ser carmelita. Por fin, a sus 42 años, ingresa en el Carmelo de Colonia, con el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz. Se entrega totalmente. Descubre y asimila la doctrina de San Juan de la Cruz. Escribe un hermoso tratado, La Ciencia de la Cruz.
Ante la persecución nazi contra los judíos, marcha al Carmelo de Echt en Holanda. El 2 de mayo de 1942 va la Gestapo a buscar a Edith. Dos días después es trasladada a Polonia, con su hermana Rosa, también convertida al catolicismo. La Cruz Roja holandesa publica una nota: "Edith Stein, nacida en Breslau, fue asesinada el 9 de agosto de 1942 en Auschwitz, con gas".
"Abrazo la Cruz, había escrito, con todo mi corazón. Con Jesús recorreré el Vía crucis hasta el Calvario. Después gozaré del Lumen Gloriae"
Juan Pablo II la declaró Beata en Colonia el 1 de mayo de 1987, y la canonizó en 1999.
  AGOSTO
  Día 1 San Alfonso María de Ligorio  
  Día 2 Nuestra Señora de los Angeles  
  Día 2 18 Tiempo ordinario – A (Mateo 14,13-21)  
  Día 3 Santa Lidia  
  Día 4 San Juan María Vianney  
  Día 5 Dedicación Basílica de Santa María  
  Día 6 La Transfiguración del Señor  
  Día 7 San Alberto de Sicilia  
  Día 8 Santo Domingo de Guzmán  
  Día 9 Santa Edith Stein  
  Día 9 19 Tiempo ordinario – A (Mateo 14,22-33)  
  Día 10 San Lorenzo  
  Día 11 Santa Clara  
  Día 12 Beato Inocencio XI, Papa  
  Día 13 San Hipólito y San Ponciano, mártires  
  Día 14 San Maximiliano Kolbe  
  Día 15 Asunción de María al Cielo  
  Día 16 San Roque  
  Día 17 Santa Beatriz de Silva  
  Día 18 Santa Elena  
  Día 19 Aniversario de la muerte del Venerable P. Juan Bonal  
  Día 20 San Bernardo  
  Día 21 San Pio X  
  Día 22 Santa María Reina  
  Día 23 Santa Rosa de Lima  
  Día 24 San Bartolomé  
  Día 24 Aniversario del nacimiento del Venerable P. Juan Bonal  
  Día 25 San José de Calasanz  
  Día 26 Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars  
  Día 27 Santa Mónica  
  Día 28 San Agustín  
  Día 29 Martirio de San Juan Bautista  
  Día 30 Aniversario de la muerte de la Beata M. María Ràfols  
  Día 31 San Ramón Nonato  
 Este mes además...
2020 ~ agosto
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
<<Anterior  --  Siguiente >>
Desarrollado por 3emultimedia ® 2011